La publicidad en los espacios públicos Publicidad en las fachadas
Publicidad en las escaleras mecánicas Publicidad llamativa en las escaleras mecánicas

Diferentes tipos de publicidad que vemos a diario

 

  

La publicidad en los espacios públicos

 

Una de las formas más directas de llegar al cliente es promocionarse en aquellos lugares en que sepa que está su nicho de mercado más grande, para ello es necesario conocer previamente donde está nuestro mercado, pero por norma general, los diferentes medios de transporte público que tienen las ciudades son de los mejores escaparates que existen.

 

Dichos medios de transporte lo utilizan miles de personas diariamente, y por lo tanto, estar presente en estos lugares es importante para que nuestra empresa obtenga mejores beneficios y más impacto social.

 

Las formas de publicitarse son muy variadas y depende de nuestro presupuesto y de nuestro interés, si vendemos artículos para jóvenes, es mejor  colocar más anuncios en paradas cercanas a centros universitarios o institutos, si en cambio, nuestro público es más general, las estaciones más utilizadas son las más caras, pero buscar otras alternativas puede ser una buena solución.

 

Muchos de estos lugares tienen edificios cercanos donde poder publicitarnos en su fachada, esta es una buena forma, dado que diariamente lo verán miles de personas independientemente de la hora que pasen por el lugar.

 

Esta es una de las formas más recurrentes cuando tenemos una imagen visual muy potente y un gran eslogan, además de elegir adecuadamente el lugar donde colocar nuestro anuncio, si encajamos correctamente las piezas, podemos crear una marca que sea reconocida mundialmente con simplemente ver el icono.

 

En España uno de los grandes ejemplos es la del toro de Osborne, donde la simple figura de un toro en cualquiera de las carreteras del territorio español nos recuerda automáticamente a la marca Osborne.

 

Aunque el precio de publicitarse en la fachada de un edificio es bastante elevado, ya que implica una superficie por lo general bastante grande, y también se tiene que elegir entre un cartel o pintar directamente sobre la fachada. Este tipo de inversiones están destinados a empresas medianas o grandes, o encontrar una gran oferta y arriesgarse a invertir en ello.

 

La publicidad en las fachadas de los edificios es muy llamativa, y tiene una gran aceptación entre los consumidores ya que da imagen de ser una empresa fuerte, por ello puede ser una buena inversión para aquellos que están pensando en dar el paso para darse a conocer a toda la ciudad de una forma más directa y recurrente.